5 Consejos para mejorar tus dashboard 

Cualquier empresa necesita acceder a su información de una manera rápida, sencilla y eficiente, solo así podrá tomar las decisiones correctas y optimizar sus estrategias de negocio. El soporte donde todos esos datos e información crítica se refleja en lo que se conoce como cuadros de mando o dashboard. Veamos ahora una serie de consejos sobre cómo organizar un dahsboard para que datos recogidos por tu empresa sean verdaderamente útiles para la toma de decisiones.
Qué datos debe contener un dashboard

Qué datos debe contener un dashboard

Antes de pasar a la parte técnica, es muy importante saber qué datos e información debe contener el cuadro de mandos. No podemos incluir toda la información de la compañía, pero tampoco podemos dejar de lado información relevante. Si bien la ejecución y mantenimiento del dashboard corresponderá habitualmente al departamento de IT, en su diseño y conceptualización deberían estar presentes todos aquellos profesionales que lo consultarán recurrentemente buscando información.

Si nos preguntamos qué es el modelado de datos en un dashboard, veremos que son aquellos datos propios de la actividad de la compañía, pero también  pueden ser externos, de la competencia o del mercado.

Debe ser datos recabados en fuentes fiables, actualizadas, de calidad e integrables para que una vez fusionados podamos interpretar el máximo de información a través de la interpretación sobretodo gráfica, imágenes y detalles visuales, que nos facilita el dashboard.

Consejos para mejorar la usabilidad de un dashboard

La función de un cuadro de mandos es informativa, esto es transmitir de un vistazo datos, métricas e interpretaciones relevantes a los responsables de la empresa.  Para ello debe contar con una usabilidad óptima que pasa por, entre otros aspectos, ser una interfaz sencilla que no requiera conocimiento técnico para la persona que hace la consulta.

También debe  poner a disposición de esta toda la información a un solo clic, sin excesivos cambios, ni  saltos de pantalla;  presentar la información jerárquicamente ya sea a través de técnicas de revelación progresiva o divulgación progresiva, utilizar imágenes y gráficas no invasivas así como filtros y etiquetas.

Una mejora en la usabilidad de un dashboard pasa por mostrar información útil a simple vista, haciendo que los datos complejos pueden interpretarse de una manera sencilla para que quien corresponda interprete y analice.

Por último, es fundamental conocer la opinión de todos aquellos que consultan el cuadro de mando, su usuario final, para ir implementando mejoras.

Mejora la experiencia de usuario

Par mejorar la experiencia de usuario, el dashboard debe ser inteligible, esto es entendible por aquellas personas que no tienen que estar acostumbradas a trabajar e interpretar datos.

De ahí la fuerza de la imagen y los gráficos, pero esto no supone absoluta libertad creativa del diseñador, al que debemos exigir contención y elegancia en el diseño, pidiéndole que distribuya la información de mayor a menor importancia, utilizando la tipografía adecuada que facilite una legibilidad.

Haz un uso lógico de los colores

Los cuadros de mando utilizan las imágenes y los gráficos para suministrar información y en este aspecto es muy importante el uso que se haga del color. Debemos hacer un uso lógico, incluso clásico, de los colores porque son códigos universales que facilitan la interpretación. Por este motivo, el rojo, el amarillo y en verde deben servirnos para entender el estado de  los distintos indicadores, aquí no debemos ir a contracorriente.

Más allá del formato interpretativo, el uso del color en distintas partes del cuadro de mando nos facilitará la segregación perceptiva dentro de la interfaz y dirigirá nuestra vista y nuestra atención hacia aquellos aspectos más relevantes.

Hacer un uso lógico de los colores también supone entender que no debemos convertir nuestro cuadro de mando en un pantone de colores, en parte porque tal vez alguna visionamos desde un soporte más pequeño, una tableta o un teléfono móvil, nos puede distraer de captar y entender la información relevante.

No te excedas con el uso de gráficos circulares

Utilizar gráficos circulares, pie charts en inglés o “quesitos” como habitualmente lo definimos, es un recurso gráfico muy interesante para un dashboard, siempre y cuando su uso sea razonable y no supere las cinco categorías a representar.

Es un tema de atención y de uso de la memoria del usuario. Los gráficos circulares con muchas categorías son difíciles de interpretar, obligan al usuario a consultar la leyenda constantemente lo que puede suponer una distracción, desviándole de la esencia del gráfico circular que no es otra que la interpretación y a veces la comparación.

Sí que podemos utilizar gráficos circulares en nuestro cuadro de mando; pero de cinco categorías como máximo, ordenándolos de mayor a menor siguiendo las agujas del reloj y utilizando colores diferenciados. El uso de gráficos circules en 3D es desaconsejable.

Menos es más. No te excedas mostrando datos

Un cuadro de mandos es un “minuto y situación” de la empresa en un momento determinado, una foto fija que acabamos de tomar y que nos permitirá tomar las medidas necesarias  a partir del análisis de una información relevante.

No estamos ante la base de datos de toda la información de la empresa, toda esta información está en otros repositorios. Cargar de demasiados datos un cuadro de mando puede hacerlo complejo en su uso y descentrarlo de su cometido principal.

Selecciona los KPI’s más relevantes

La función de un dashboard es convertir los datos recopilados en métricas o en Key Performance Indicators (KPIs), que son elementos diferentes. Ambos, métricas y KPIs, son valores medibles de algo dentro de la empresa, pero la métrica por sí sola no es un valor para medir un objetivo, sino que es un indicador del proceso en su estado actual. El KPI sí es un valor medible que demuestra la eficacia con que una empresa obtiene sus objetivos clave.

Por este motivo, los KPIs que debe incluir un dashboard son aquellos comunes en todo tipo de negocio, por ejemplo aquellos que tienen que ver con el cumplimiento de  la producción, ventas, finanzas, RRH, logística, marketing, etc.

Junto a estos dependiendo de la actividad de la empresa, se incorporarán al Dashboard otros KPI relevantes que permitirán ver de un vistazo si dicho negocio va en la línea correcta.

Cegid alcanza un acuerdo definitivo para unirse con Grupo Primavera

Cegid alcanza un acuerdo definitivo para unirse con Grupo Primavera

Cegid alcanza un acuerdo definitivo para unirse con Grupo Primavera, acelerando su expansión como proveedor global de soluciones de gestión empresarial basadas en la nube, valorando la compañía resultante en aproximadamente 6.800 millones de euros Madrid, 26 de julio...

Qué es la blockchain. Definición y sus ventajas

Qué es la blockchain. Definición y sus ventajas

¿Cuál es la definición de blockchain? Un blockchain, como su nombre indica, es una cadena de bloques que forman una estructura de base de datos o libro mayor distribuido. El blockchain es un ecosistema de cadenas de bloques que, sin la intermediación de terceros, nos...

La Tecnología disruptiva. Todo lo que necesitas saber  

La Tecnología disruptiva. Todo lo que necesitas saber  

   El uso del fuego, la rueda, el estribo, la escritura, la imprenta, la electricidad, las vacunas, el automóvil, Internet… son todos ellos avances técnicos, o tecnologías disruptivas, que han supuesto un antes y un después en la evolución de la sociedad. ...

banner-blog-profiture